Gestionar la innovación se ha convertido en los últimos años en uno de los máximos retos a los que se enfrenta la industria del entretenimiento, fruto de los cambios que han sacudido la sociedad, afectando especialmente al consumo cultural.
En este entorno el Festival Cruïlla, que el año pasado celebró su décimo aniversario marcando un nuevo récord de público, se ha convertido en un referente en la gestión de la innovación para ofrecer la mejor experiencia posible a su público.
Precisamente la constante apuesta del festival por las nuevas tecnologías -desde 2007 cuando crearon el primer sistema de tiqueting print-at-home de España, hasta 2019 cuando el festival fue testigo de la primera experiencia 5g en España- le ha valido dos galardones estos últimos días: el primero, el premio al Mejor festival por innovación otorgado por PremiosFest por «creer en la innovación como una nueva forma de pensar y actuar en el sector de los festivales. Valorando la capacidad de cambiar comportamientos; como un compromiso con las personas, la sociedad y el planeta en el que vivimos.”
Ayer Cruïlla recibió el Premio Aster de Innovación Digital 2019 otorgado por la escuela de negocios ESIC «por la buena gestión de los datos de su público, a tiempo real, con el objetivo de mejorar su experiencia en el Festival, por el esfuerzo constante durante toda la trayectoria para mejorar la experiencia del cliente, por la apuesta por la tecnología y por haber sabido combinar y liderar la innovación digital y el talento, hecho que ha creado un sistema de gestión único en su sector”.
Como afirmaba Jordi Herreruela, director de Cruïlla, en su conferencia en el marco del BIME «Nuestra visión es que la industria de la música en directo sufrirá próximamente una gran transformación y por ello hemos empezado a prepararnos para afrontarla”.
No en vano, tras ser el primer festival con un sistema de tiqueting print-at-home de España y convirtiéndose en 2015 en el primer festival Full-Cashless, Cruïlla siempre ha mostrado una apuesta por ofrecer a través de la innovación mejores experiencias a sus usuarios en línea de un proyecto que nació para convertir a los asistentes en los auténticos protagonista, girando el foco tradicional de los festivales que apuntan al artista para centrarlo en el público.
Como comentaba Jordi Herreruela en Esmorzars Label Lab organizado por el Servei de Desenvolupament Empresarial de la Generalitat de Catalunya ”Las innovaciones tecnológica son necesarias para gestionar y aunar todos los datos de las diferentes ramas de un evento: marketing, ticketing, control de accesos, pagos, activación de marca y seguridad. Todo ello ayuda a ofrecer al usuario una mejor experiencia. Conocer mejor al público para poder fidelizarlo y también para poder realizar una captación de nuevos públicos. Esto optimiza los recursos de la empresa, así como se agiliza la gestión de los promotores y se aumenta la seguridad”
En este sentido Cruïlla ha incluido en este carácter innovador un fuerte componente de Responsabilidad Social Corporativa, incluyendo entre sus recientes logros haberse convertido en el primer festival de España que solo utiliza vasos compostables, en un primer paso encaminado a convertir Cruïlla en un festival cero residuos y cero plástico.
Esta inclusión de la sostenibilidad como un elemento clave de la innovación y de la cultura empresarial de la compañía fue uno de los puntos que se manifestaron en la conferencia «Innovación: sostenibilidad y economía circular” de la Barcelona tech city “Estamos aprendiendo a escuchar a nuestro público, a entenderlo, a saber que esperan de nosotros y del festival, por eso queremos ofrecer a nuestros usuarios una experiencia única y parte de esa experiencia es compensar en todo lo posible la huella ecológica que un festival de este tamaño genera. Esto junto con la creación de nuevos espacios de ocio no musical dentro del festival -comedy o gaming por poner algunos ejemplos- es una muestra de que la relación entre el público y el promotor ha cambiado y que gracias a la innovación podemos enriquecer la experiencia. Debemos dejar de ver el público como un masa para verlo como personas con nombres y apellidos que nos importan”.
Sin duda, y como demuestran los recientes galardones, Cruïlla se ha convertido en el referente en innovación en un sector resistente al cambio pero que, como demuestra la experiencia del festival barcelonés -donde el incremento de fidelidad y satisfacción de sus usuarios se ha disparado desde la inclusión de una estructura propia de almacenaje de datos y un sistema propio de consulta (BI) y algoritmos propios- debe iniciar un proceso de reconversión que le permite competir con otras ofertas de ocio que han convertido la innovación en su eje central.

SIN COMENTARIOS

Deja tu comentario