Sala Razzmatazz permanecerá cerrada durante el mes de julio, a menos que en la próxima revisión de la Consellería de Salut de las condiciones de apertura establecidas, éstas mejoren sustancialmente y nos permitan ofrecer nuestros conciertos y sesiones de club sin la obligación de llenar las salas de sillas y mesas para poder tomar una consumición reduciendo el aforo a un 20% de nuestra capacidad actual.

Nuestra propuesta como sala de conciertos y clubs con programación artística estable, en las que la actividad del baile es una parte indisociable de la música, y en la que toda la sala es una gran pista en la que no hay ni sillas ni mesas ni taburetes, precisamente porque entendemos que el público ha de poder moverse con toda libertad entre los distintos espacios, y en el que se debe poder bailar en cualquier rincón de las salas, hacen inviable un planteamiento como el propuesto.

Siempre hemos entendido nuestra actividad como esa amalgama tan especial entre cultura, espectáculo, entretenimiento y diversión. Donde nuestro máximo objetivo es conseguir que el público disfrute de nuestras actuaciones, artistas y sesiones en unas condiciones mínimas de libertad de actos y movimientos. En el momento en el que nuestra máxima preocupación sea convertirnos en una suerte de policía en la que debamos intentar que alguien no se levante y pueda bailar en determinados lugares, obligando al público a estar sentado mientras bebe o controlando que en la pista no se mezclen personas de distintas burbujas, creemos que estaremos perdiendo nuestro objetivo principal como promotores, programadores y agentes culturales responsables de un espacio como el nuestro.

Todo y que comprendemos la complejidad de la situación y la actitud de prudencia de la Consellería de Salut en el planteamiento de la desescalada, no alcanzamos a entender cómo es posible que no haya una respuesta clara y definida a la demanda de todo el sector de que se incluya en el Plan Sectorial la posibilidad de trabajar con certificados de inmunización que garanticen que los espacios tienen una muy baja capacidad de contagio debido a que todos los asistentes están vacunados, inmunizados o tengan un resultado negativo del test de antígenos certificados por los farmacéuticos y que podamos trabajar así sin tantas limitaciones y con más garantías de seguridad para el público, tal y como avalan todos los ensayos clínicos realizados hasta la fecha con la tutela y garantía de la comunidad científica y sanitaria.

De manera que todo y que nos alegramos de que se empiece a abrir el sector, creemos que hasta que las condiciones sean un poco más laxas, no podremos ofrecer nuestras sesiones y conciertos con las mínimas condiciones de calidad que creemos irrenunciables con el concepto de espacio que defendemos y que consideramos imprescindibles para que el público pueda volver a disfrutar de nuestra sala, tal y como lleva haciendo desde hace más de 20 años.

SIN COMENTARIOS

Deja tu comentario